DNS alternativos

Utilizar DNS alternativos a los que ofrecen los proveedores de servicios de Internet es una buena medida para mejorar el rendimiento y la seguridad en línea. No es la panacea pero conviene probar estos DNS alternativos (o incluso los de otros ISP) que podemos cambiar de forma sencilla en la configuración de red, como te mostramos en esta guía actualizada.

DNS (en español Sistema de Nombres de Dominio) es un importante protocolo de Internet utilizado por computadoras, servicios o cualquier recurso conectado a Internet u otras redes. Tiene varios usos pero el más importante es el resolver la IP de la página web o servicio que utilicemos.

Los servidores DNS son equipos dedicados que actúan como medio de intercomunicación entre nosotros y las páginas web que queremos ir visitando. Cuentan con bases de datos enormes en las que están registradas las relaciones entre dominios y sus respectivas direcciones IP. Cuando intentamos conectar por ejemplo a una página web como www.google.es, la petición se remite a los DNS para que “traduzcan” o “resuelvan” esa URL.

Google.es es obviamente una dirección más amigable y fácil de recordar a la dirección IP real que en este caso corresponde con los pares de números 173.194.41.24, que son los que entiende y con los que trabaja nuestro equipo informático y/o de comunicaciones.

Ventajas de los DNS alternativos

Cada servicio DNS tarda un tiempo determinado para resolver la conversión y sumadas todas, en ocasiones nos encontramos con una diferencia abismal de rendimiento. Ahí radica la mejora en rendimiento aunque no es la única como veremos.

Más velocidad

Los servidores DNS de terceros (incluyendo los de otros operadores) pueden ser más rápidos que los servidores DNS de tu propio ISP. No se cumple siempre y dependerá del operador, ubicación geográfica y otros factores. Para estar seguro, lo mejor es ejecutar una herramienta como Namebench, que pondrá a prueba tu servidor DNS actual y otros, como dos de los más usados, fiables, gratuitos y actualizados a las últimas tecnologías: Google Public DNS y OpenDNS.

DNS_2

Mejora de la fiabilidad

Si tu proveedor de servicios de Internet no trabaja eficazmente para mantener sus servidores DNS puedes experimentar períodos en los que los sitios web cargan muy lentamente o incluso no responden. Los DNS alternativos mencionados suelen aportar una mayor fiabilidad.

Controles parentales

Si tienes niños pequeños u otros usuarios conectados y quieres configurar el filtrado de la web, hay una variedad de maneras para hacerlo. Una de ellas es utilizar los servidores DNS de OpenDNS. Una vez cambiado el servidor DNS en tu router podrás configurar los ajustes de control parental en el sitio web de OpenDNS, bloqueando ciertas categorías de sitios web y accesos desde la red doméstica. Una vez realizado, los ajustes se aplicarán a todos los dispositivos de tu red, PCs con cualquier sistema operativo, consolas de juegos o móviles inteligentes.

servicio DNS externo

Mayor seguridad

Servidores DNS de terceros ofrecen características de seguridad que aún no han sido implementados por muchos ISP. Por ejemplo, Google Public DNS es compatible con DNSSEC para garantizar las solicitudes de DNS estén correctamente firmados. OpenDNS realiza además, filtrado para bloquear portales de phishing.

Censura Web – Contenido geobloqueado

Algunos proveedores de servicios a Internet bloquean el acceso a sitios web a nivel de DNS ,bien por temas de tráfico, por solicitudes antipiratería contra los P2P o por censura política. la herramienta mencionada, Namebench, incluye una opción que comprueba los servidores DNS para determinar qué servidores DNS están censurados. A menudo, los proveedores de países dictatoriales como China bloquean a nivel de IP y el método no funciona pero sí con otros.

También existen servicios DNS que permiten el acceso a contenido geobloqueado, de servicios de entretenimiento o para compras en un países tercero. Ralentizan la navegación web por lo que no se debe utilizar de forma permanente. Algunos de ellos son DNS JumperUnoDNSUnblock-US.

Actualizaciones de la base de datos DNS

Los grandes servicios de DNS públicos como Google o OpenDNS tienen la buena costumbre de actualizar su base de datos de direcciones IP más rápido que los servidores DNS de la mayoría de los proveedores de servicios de Internet.

Cómo utilizar DNS alternativos

Lo ideal es activar los DNS de terceros a nivel del router, entrando en su interfaz web y modificándolos en el apartado correspondiente que dependiendo del modelo encontraremos en la “Configuración de Internet”. Reinicia el router y los cambios tendrán efecto en cualquier dispositivo conectado en la red local.

DNS alternativos

Si lo que queremos es probar las DNS en un equipo en particular, podemos cambiarlas en su configuración de red. En Windows 7 se realiza a través del “Panel de control-Centro de redes-Conexión de área local-Propiedades-Protocolo de Internet versión 4- Propiedades” como verás en la imagen:

DNS_4

Lo único que deberemos hacer es cambiar los servidores DNS del proveedor por los alternativos, para el ejemplo los de OpenDNS que corresponden a la dirección 208.67.222.222 y la alternativa 208.67.220.220:

DNS_5

Igual de sencillo es el cambio de DNS en otros sistemas operativos Windows, Mac o Linux, modificándolas en las conexiones de red y obteniendo ventajas dependiendo del operador, la ubicación geográfica y otros factores. No pierdes nada con probarlo.

La entrada ¿Por qué debes probar DNS alternativos? ¿Cómo se cambian? aparece primero en L'informatik.