Jimmy Wales

Jimmy Wales, co-fundador de Wikipedia y presidente de Wikia, es otro de los altos ejecutivos de empresas de tecnología que han tenido que pasar por el trago del hackeo de cuentas en redes sociales en los últimos meses.

El responsable es OurMine. Un grupo que saltó a los medios pirateando cuentas de celebridades y que últimamente se ha hecho popular por el pirateo de cuentas de redes sociales de grandes ejecutivos.

Como en casos anteriores, todo apunta que el hackeo al jefe de Wikipedia no se habría realizado utilizando ataques de alto nivel ni a una vulnerabilidad de las redes sociales, sino a través de una contraseña conseguida en el hackeo a otros servicios. Ello indica que los CEOs “son humanos” y caen en los mismo errores que los usuarios de a pie: utilizar la misma contraseña para varios servicios.

OurMine usurpó la identidad de Wales con una bromita pesada, anunciando su propia muerte. Horas después la cuenta fue restablecida pero el caso deja en muy mal lugar a los ejecutivos. ¿Cómo pueden aconsejar el fortalecimiento de contraseñas para sus servicios si ellos mismos no lo hacen con sus cuentas propias?

La lista es ya escandalosa. Aquí un resumen:

  • Mark Zuckerberg (CEO de Facebook. Hackeadas cuentas Pinterest y Twitter).
  • Dick Costolo (ex CEO de Twitter. Hack cuenta de Pinterest y publicado perfil en Twitter).
  • Jack Dorsey (CEO de Twitter. Hack en cuenta de Vine y Twitter).
  • Sundar Pichai (CEO de Google. Hackeada su cuenta de Quora y publicado perfil en Twitter).
  • John Hanke (CEO de Niantic. Hackeada su cuenta de Quora y publicado perfil en Twitter.
  • Zach Klein (CEO de Vimeo. Hackeada su cuenta de Quora y publicado perfil en Twitter).
  • Marissa Mayer (CEO de Yahoo!. Hackeada su cuenta de Twitter).
  • Daniel Ek (CEO de Spotify. Hackeada su cuenta de Twitter).
  • Brendan Iribe (CEO Oculus Rift. Hackeada su cuenta de Twitter).
  • Adam Mosseri (VP Facebook. Hackeada su cuenta de Twitter).

Las recomendaciones son las de siempre. Usar las reglas básicas para crear una contraseña robusta, cuanto más largas mejor y sin sentido aparente, combinando mayúsculas y minúsculas, números con letras y añadiendo caracteres especiales. El uso de gestores de contraseñas es otra buena opción y por descontado, otra regla básica es no utilizar la misma contraseña para todo.

Si un servicio se ve comprometido quien se haga con la contraseña tendría acceso a todos nuestros datos en el resto de plataformas.

 

La entrada Jimmy Wales, otro CEO al que le hackean cuentas de redes sociales aparece primero en L'informatik.