TSMC

Durante los últimos años hemos vivido una evolución enorme en sentido amplio dentro de todo el mundo tecnológico, y en lo que respecta a los procesadores la misma es evidente, ya que basta con echar un vistazo al proceso de fabricación de los primeros Core 2 Duo (65nm) y el de los actuales Skylake (14nm).

La reducción de proceso sigue su curso mientras que se buscan alternativas con los que superar los límites del silicio, algo sobre lo que ya hablamos en este artículo, en el que vimos que Intel abandonaría el silicio para poder llegar a los 7nm y que se barajaban opciones como el arseniuro de indio y galio.

Dentro del sector profesional de fabricantes TSMC es una de las compañías más importantes, y para mantener ese estatus tiene que hacer esfuerzos para seguir a la altura y ofrecer procesos de fabricación avanzados a sus clientes, así que no ha dudado en avanzar que empezarán el periodo de producción de prueba en proceso de 10nm justo durante la segunda mitad de 2016.

Bien, ¿pero qué ventajas planteará el salto a los 10nm? Pues como todo salto de proceso supondrá una mayor densidad de transistores, en concreto entre un 110% y un 120% comparado con el de 16nm, permitiendo además un incremento potencial de frecuencia de trabajo de entre un 15% y un 20% manteniendo el mismo consumo y una reducción general de consumo a la misma frecuencia de hasta un 30%.

Antes de terminar un apunte interesante, y es que el salto a los 7nm por parte de TSMC se produciría en 2018, y se comenta que en el mismo utilizarían elementos del nodo de 10nm.

Más información: DvHardware.

La entrada TSMC empezará producción de prueba a 10nm en 2016 aparece primero en L'informatik.