casco-realidad-aumentada

La realidad aumentada sirve para mucho más que para cazar Pokémons; Skully AR-1 era una buena prueba de ello, combinando la seguridad de un caso integral con una increíble capa de información incluyendo GPS, espejo retrovisor, datos sobre el viaje y mucho más. TechCrunch ha anunciado hace unas horas que la empresa deja el proyecto, tras la salida de Marcus Weller, CEO y fundador, hace unos días.

A pesar de los más de 14 millones de dólares recaudados y los 3.000 pedidos en la primera fase de financiación mediante crowdfunding los números de Skully no cuadran y han decidido cancelar un proyecto que podría haber cambiado para siempre el concepto de casco y haber dado un gran impulso a la seguridad de los motoristas. En el siguiente vídeo podéis ver cómo funcionaba.

¿Qué pasará ahora? De momento no está claro si la empresa retomará su actividad más adelante o será adquirida por algún gigante de la industria en busca de patentes; lo que sí parece evidente es que esta carrera no tiene vuelta atrás y veremos este tipo de aplicaciones de la realidad aumentada muy pronto. ¿Qué aplicaciones pensáis que puede tener la realidad aumentada en nuestra vida diaria?

 

Más información | TechCrunch

La entrada Malas noticias moteros: Skully AR-1 está muerto aparece primero en L'informatik.