DDR

Tenemos confirmación oficial de que el nuevo estándar de memoria DDR5 está en desarrollo y que JEDEC publicará la especificación de forma oficial a finales de este año, lo que nos permitirá conocer las ventajas que ofrecerá frente a la actual DDR4.

Nos sorprende bastante ver la celeridad con la que se ha producido la confirmación de este nuevo estándar, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los usuarios siguen utilizando memorias DDR3, aunque es probable que para cuando se produzca el lanzamiento definitivo de la DDR5 el uso de la DDR4 esté bastante más extendido.

Con todo lo más seguro es que esta nueva memoria llegue primero al sector profesional, como ocurrió en su momento con la DDR4, así que los primeros módulos de DDR5 deberían llegar en algún punto de 2019 y a partir de ahí se iría extendiendo al mercado de consumo general.

Tal y como anticipamos no tenemos claras las ventajas reales que ofrecerá la memoria DDR5 frente a la DDR4, pero imaginamos que entre las más importantes se encontraría una mayor densidad, un menor consumo gracias a la reducción del proceso de fabricación y un mayor rendimiento.

¿Por qué seguimos estancados en la memoria DRAM?

Como sabrán muchos de nuestros lectores se han ido planteando numerosas alternativas posibles a la memoria RAM, entre las que podemos citar por ejemplo al memoria resistiva, la de cambio de fase o la magneto-resistiva, pero ninguna de ellas se ha materializado todavía en algo que sea viable comercialmente.

Esa situación nos obliga por tanto a seguir por el camino de la DRAM convencional, y si nada cambia así seguiremos al menos hasta 2025, fecha que marcará en teoría el fin del ciclo de vida de la DDR5.

Más información: DvHardware.

La entrada La memoria DDR5 es real y llegará al mercado en 2020 aparece primero en L'informatik.