Julian Assange

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, abandonará mañana viernes la embajada de Ecuador en Londres y todo apunta que será detenido en cuanto ponga un pie fuera de la sede diplomática donde lleva refugiado y encerrado los últimos tres años. 

Julian Assange se lo juega todo a una carta a la espera que un grupo de trabajo sobre Detenciones Arbitrarias (WGAD) de Naciones Unidas, decida si la orden de arresto es legal o si se han violado sus derechos como argumentó el fundador de WikiLeaks. Su comunicado explica la situación:

“Si Naciones Unidas anuncia mañana que he perdido mi caso contra Reino Unido y Suecia, saldré de la embajada al mediodía del viernes para aceptar el arresto por la policía británica, ya que no hay ninguna perspectiva significativa de nuevas apelaciones. Sin embargo, si me da la razón y se encuentra que las partes estatales actuaron de manera ilegal, espero la entrega inmediata de mi pasaporte y la terminación de futuros intentos por arrestarme

Para muchos, Assange es un preso político al que no se perdona la publicación de informes anónimos y documentos filtrados por Wikileaks que han revelado los más sucios comportamientos en la política mundial.

Un juez británico aprobó su extradición a Suecia por un caso que nada tiene que ver con WikiLeaks, bajo cargos de violación y agresión sexual. Assange fue implicado en agosto de 2010 y tras una investigación fue absuelto poco después de esas acusaciones. Posteriormente, cuando Wikileaks volvió a publicar material comprometido la fiscalía sueca reabrió el caso.

Assange ha negado los cargos repetidamente, asegurando que tienen motivaciones políticas y que hay una campaña de juego sucio contra él.

Sus abogados vienen alegando que no tendría un juicio justo en Suecia y que la denuncia únicamente persigue su extradición a Estados Unidos donde también es reclamado. Podría ser acusado de espionaje y hasta ser condenado a muerte.

La entrada Julian Assange será detenido mañana en Londres aparece primero en L'informatik.