Google Flow

Sidewalk Labs, una startup de Larry Page, cofundador de Google y propiedad de ésta, tiene marcado un objetivo tan ambicioso como complicado, hacer que la vida de todos en las grandes urbes sea mejor, y para ello apuestan por avanzar en la idea de crear ciudades inteligentes.

Dichas ciudades inteligentes estarían respaldas en un primer momento por Flow, un sistema basado en la computación en la nube que dejaría en manos de Google el control algunos aspectos de la vida cotidiana dentro de esas ciudades.

Ese sistema en la nube se apoya en otros elementos, como el software de mapas de Google, sus algoritmos de aprendizaje profundo, dispositivos de visualización y control de la ciudad (se habla de los coches que se utilizan en la recopilación de imágenes para “Mapas”) y los propios smartphones de los ciudadanos, en los que se recibirá información en tiempo real.

Un ejemplo claro de primera aplicación concreta de este sistema sería el control de las zonas de aparcamiento de una ciudad. Gracias a Flow sería posible identificar las horas de mayor congestión y guiar al usuario a zonas donde haya sitio libre.

1 (2)

Desde luego puede ser muy útil y efectivamente ser beneficioso para los usuarios, pero también hay aspectos negativos que conviene tener en cuenta. Uno de ellos es la posible subida de los precios de aparcamiento en horas puntas y de alta congestión , aunque no es la más grave.

Sin duda lo que más recelo genera es el gran control que Google tendría y la enorme cantidad de información que podría recopilar de los usuarios, dos temas que deben ser tenidos en cuenta y valorados profundamente para evitar sorpresas indeseadas.

Más información: Neowin.

La entrada Google quiere ciudades inteligentes y controladas con Flow aparece primero en L'informatik.