gigabyte-z170x-1

La firma asiática ha realizado una auténtica demostración de poderío tecnológico con la nueva GIGABYTE Z170X SOC FORCE, una placa de ensueño repleta de tecnología de última generación y destinada a los usuarios más exigentes. Hemos tenido la oportunidad de probarla y estas son nuestras impresiones.

Basada en el  chipset Intel Z710 y diseñada para la última generación de procesadores Intel, esta propuesta de GIGABYTE combina calidad de construcción, una hoja de especificaciones impresionante y multitud de detalles que entusiasmarán a los gamers. Estas son sus características más interesantes:

  • Formato E-ATX (30,5 x 26,4 cm.)
  • Chipset Z170
  • Socket LGA 1151 (compatible con Intel Core i3/i5/i7, Pentium y Celeron)
  • 4 zócalos DIMM DDR4-3866+ (OC). Hasta 64 Gbytes de RAM. Dual Channel y soporte XMP.
  • 4 x PCIe 3.0 x16. 3 x PCIe 2.0. Soporte Crossfire y SLI 4-way.
  • 6 x SATA III 6 Gbps (soporte RAID 0,1,5,10)
  • 2 x SATA III 6 Gbps
  • 3 x SATA Express (compartidos con SATA III)3 x M.2
  • Audio Realtek ALC1150 7.1
  • 9 x USB 3.0. 8 x USB 2.0. 2 x USB 3.1.Salidas HDMI, mini DP, DVI-D
  • UEFI DualBIOS (2 x 128 Mbytes)

Como es habitual en las series premium de GIGABYTE, esta placa se presenta en un lujoso embalaje y acompañada de todos los accesorios necesarios para su puesta en marcha: además del la placa encontraremos el panel posterior, manuales, CD con drivers, conector puente para SLI y el OC Brace, un marco metálico que permite convertir la placa en un benchtable. Todos los cables SATA vienen mallados y el protector trasero viene con iluminación LED.

gigabyte-z170x-2

La GIGABYTE Z170X SOC FORCE presume de un espectacular PCB en color negro, con detalles en color naranja en los puertos de expansión y en los bancos de memoria. Esta placa incorpora la tecnología Ultra Durable (bien conocida ya por los aficionados al buen hardware), sumando componentes de alta calidad como los condensadores 10K Chemi-Con. Nos ha gustado mucho el refuerzo metálico bajo las líneas PCI Express, una excelente solución para ganar robustez con montajes de varias gráficas pesadas.

No está de más recordar que la calidad de materiales es una variable clave para un producto destinado a sacar el máximo partido del hardware. A la hora de valorar una solución de este tipo no basta con comparar especificaciones o recurrir a pruebas sintéticas, sino que hay que tener en cuenta las peculiaridades de escenario al que va orientada y los test a los que es sometido el producto para garantizar estabilidad incluso en las configuraciones más extremas.

El soporte para socket LGA1151 abre la puerta a los nuevos procesadores Intel Skylake. Podemos montar hasta 4 módulos de memoria DDR4 que podrían alcanzar los 3.866 MHz mediante overclock sin mayor problema. El disipador de las fases de alimentación puede funcionar de forma pasiva o activa, si queremos conectarle un sistema de refrigeración líquida.

gigabyte-z170x-4El soporte multi GPU es uno de los aspectos más destacables del producto; la incorporación de un chip PLX permite maximizar el rendimiento en configuraciones Quad-Cross/SLI, ampliando las opciones que ofrece el chipset Intel de serie. También merece la pena destacar los tres puertos M.2, que admiten tasas de hasta 32 Gbps y permiten al usuario aprovechar al máximo las unidades SSD de alto rendimiento.

En la zona derecha, además de la colección de puertos ya mencionada, encontramos el panel OC Touch, un sistema de overclocking manual que mejora con cada generación. Desde un cómodo panel podemos realizar todo tipo de pruebas e ir modificando configuraciones con el equipo abierto hasta dar con la ideal; aunque el ajuste fino siempre se puede realizar vía software, es una opción que resultará de sumo interés a los fanáticos del hardware.

En lo relativo a sonido, la placa cuenta con el chip Sound Core 3D que incorpora tecnología AMP-UP y soporte 7.1. El chipset es un Realtek ALC1150 y merece la pena destacar la entrada USB DAC-UP, que garantiza una entrega de alimentación limpia y el mejor sonido posible. No es un apartado top de la placa, si bien es cierto que muchos de los usuarios que opten por ella invertirán en una solución de audio dedicada.

Esta propuesta de GIGABYTE incorpora doble BIOS AMI UEFI, ofreciendo la posibilidad de establecer dos perfiles que podemos intercambiar fácilmente: así, podemos tener una configuración estable para jugar y trabajar con tranquilidad y otra donde llevemos el equipo a valores más extremos. Las posibilidades son infinitas y nos satisface ver que la marca mantiene la tecnología Q-Flash PLUS, que permite actualizar el BIOS desde USB sin necesidad de que el micro o la memoria estén instalados.

Nuestras pruebas

Para ver qué puede ofrecer la Gigabyte Z170X SOC FORCE montamos un equipo de test con las siguientes especificaciones:

  • Procesador Intel Core i7 6700K
  • Cooler Master Hyper 103
  • 2 x 8 Gbytes DDR4 Crucial Ballistix Sport
  • SSD Samsung 850 Pro
  • NVIDIA GeForce GTX 970
  • BIOS F5a
  • Windows 10 Home 64 bits

Con estos mimbres la plataforma se muestra absolutamente estable y pasa las pruebas sintéticas habituales sin inmutarse, obteniendo los números que se pueden esperar de tal configuración. Intentamos poner en aprietos al micro y lo subimos hasta 4,8 Ghz con un voltaje de 1,4V, sin que mostrara signos de debilidad; en este escenario, probar a codificar un vídeo pesado con Adobe Premiere es una buena prueba para sacar jugo a la CPU, test que superó sin mayor problema. El margen de mejora para aquellos que quieran ir más allá es evidente.

core

Hemos utilizado este equipo durante tres semanas de forma ininterrumpida para realizar todo tipo de reviews y probar juegos, siempre con una estabilidad excelente y sin atisbo alguno de fallo. Sobresaliente sin dudas en este punto.

gigabyte-z170x-3

Conclusiones

La GIGABYTE Z170X SOC FORCE es un producto excelente, bien construido y diseñado hasta el último detalle pensando en el público al que va orientado. En el catálogo de la firma se sitúa solo por debajo de las brutales G1 Gaming (piezas casi de coleccionista) pero, desde nuestro punto de vista, esta opción es más equilibrada.

A destacar el arsenal tecnológico que incorpora, la calidad de construcción y el valor añadido que ofrece GIGABYTE en forma de BIOS UEFI Dual, el OC Panel y el triple slot M.2. El coste es elevado pero si sois aficionados al overclocking y buscáis una plataforma estable para exprimir el hardware se nos ocurren pocas opciones mejores en este rango de precios.

Como siempre la carrera del hardware es frenética y en muy pocos meses veremos como los precios se desploman (no solo de esta placa, sino de los componentes de última hornada que son necesarios para sacarle partido). Es decisión de cada usuario saber cuándo subirse al tren y hasta qué punto va a amortizar una inversión como esta. En definitiva, un producto de lujo con un precio a la altura de lo que ofrece.

La entrada GIGABYTE Z170X SOC FORCE, alma overclocker aparece primero en L'informatik.