Touch ID

MWC 2016. Los dispositivos móviles se han convertido en soluciones cada vez más complejas, capaces de hacer casi todo lo que podemos llevar a cabo en un PC convencional, algo que ha hecho que sea necesario implementar mejores medidas de seguridad, ¿pero y si os decimos que es posible hackear un smartphone con un poco de plastilina?

Pues sí, es totalmente cierto, y de hecho se hizo una demostración en vivo en el MWC de este mismo año, en la que consiguieron superar con dicho tipo de juguete la barrera de seguridad que representa el lector de huellas Touch ID.

Como vemos la idea es simple, ya que se basta en coger un poco del tipo de plastilina conocida como Play-Doh, apretar el dedo que está vinculado en la identificación y apretar para que la huella dactilar quede “grabada” en ella.

Posteriormente se coge el trozo de plastilina con la huella y se coloca sobre el lector de huellas dactilares. Es posible que hagan falta varios intentos, pero finalmente acaba funcionando, tal y como vemos en el vídeo.

Apple no ha hecho comentarios al respecto, pero con este ejemplo queda claro que incluso esa barrera que creíamos tan sofisticada en realidad es bastante más frágil de lo que parece.

Más información: Neowin.

La entrada Cómo hackear un smartphone con un poco de plastilina aparece primero en L'informatik.