Windows10_Trucos

Acelerar el arranque de Windows 10 es posible utilizando algunas de las herramientas del propio sistema. Otras aplicaciones de terceros, algunas de pago, prometen acelerar el rendimiento pero pocas tienen un efecto real.

Hablamos de acelerar el arranque de Windows 10 siempre dentro de unos parámetros. No se pueden hacer milagros si no tenemos un nivel de hardware mínimo. Dicho lo cual, vamos a repasar la gestión de algunas herramientas y componentes del sistema, que además de acelerar el arranque nos permite mejorar el rendimiento general.

Inicio rápido

Windows 10 tiene una característica de inicio rápido que reduce el tiempo de arranque y funciona de modo similar a como lo hace el modo de hibernación. Esta característica precarga el núcleo de Windows y los controladores antes de que el ordenador se apague.

Para utilizar el inicio rápido hay que activar primero el modo de hibernación si no lo tienes hecho. Utiliza el atajo de teclas “Windows + X” para lanzar el menú de usuario avanzado y selecciona “Símbolo del sistema (administrador)”. Ejecuta el comando powercfg /hibernate on para activar la hibernación.

Accede al panel de control > Opciones de energía > Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado. Pulsandosobre cambiar la configuración podrás activar el inicio rápido.

Windows10_Boot

Administrador de tareas

La configuración de los programas que arrancan con el ordenador es un paso vital en la aceleración del PC. Se puede configurar el arranque de varias maneras aunque lo ideal es hacerlo desde el administrador de tareas (task manager).

Accede a su configuración mediante la combinación de teclas rápidas “Ctrl + Shift + Escape”. En la pestaña Inicio verás las aplicaciones que se cargan en el arranque, su estado e impacto. Pulsa con el botón derecho sobre los que no te sean imprescindibles y desactívalos.

Para esta gestión también se pueden utilizar herramientas de terceros como CCleaner que cuenta entre otras muchas funciones con un configurador de inicio. Para usuarios más avanzados, Autoruns for Windows es una aplicación ideal porque incluye herramientas Sysinternals oficiales y permite gestionar una mayor cantidad de parámetros de inicio.

Windows10_Boot_3

Aplicaciones en segundo plano

Son otro de los parámetros a revisar porque realizan una carga al sistema innecesaria en la mayoría de ocasiones, afectando al arranque y al rendimiento general.

Y Windows 10 tiene una enorme cantidad de ellas propias del sistema. Pulsa sobre inicio >configuración > privacidad > aplicaciones en segundo plano y desactiva. Podrás acceder a ellas cuando lo necesites pero sin la carga de inicio que supone para el sistema.

Windows10_Boot_4

Optimiza el uso de CPU y RAM

Hay aplicaciones que acaparan uso del procesador y memoria RAM desde el mismo inicio ralentizando al resto. La gestión de algunos es complicada porque se trata de servicios del mismo sistema. Otros son más sencillos de entender y evitar.

Un ejemplo es OneDrive, el servicio de almacenamiento en nube de Microsoft, activo por defecto en Windows 10 y que funciona genial pero para los usuarios que lo utilizan. Si no es tu caso o utilizas Dropbox o Google Drive, puede desactivarse en el “Editor de directivas de grupo local”.

Pulsa sobre las teclas rápidas “Windows + R”, escribe gpedit.msc y pulsa enter. En Configuración del equipo> Plantillas administrativas tienes un montón de opciones que puedes configurar, por ejemplo impedir el uso de onedrive. Hay que saber lo que desactiva pero es una herramienta muy potente con la que puedes dejar el sistema de acuerdo a tus necesidades.

Windows10_Boot_5

Otros procesos del sistema que deben gestionarse son los “consejos de Windows” con los que Microsoft nos obsequia. Parece inofensivo pero el proceso analiza el equipo a costa de cargar el rendimiento. Puedes desactivarlo en Inicio >configuración > sistema > notificaciones y acciones.

Windows10_Boot_6

La configuración de la apariencia de Windows 10 por defecto es otro parámetro a gestionar, especialmente en equipos de bajo nivel hardware. Ve al panel de control> Sistema > Configuración avanzada del sistema> Opciones avanzadas> Rendimiento> Configuración. Activar el ajuste para obtener el mejor rendimiento es una buena forma de ahorrar CPU y RAM.

Windows10_Boot_7

Elimina Bloatware

Windows 10 no está exento de programas de relleno que para muchos usuarios del escritorio clásico de Windows son innecesarios. Ocupan espacio, recursos, son redundantes y se cargan y actualizan en segundo plano. Ya hablamos en este artículo de la eliminación de aplicaciones universales y retomaremos el tema con un especial próximamente porque la nueva actualización (Anniversary) tendrá más aplicaciones incluidas las patrocinadas.

Casi todas se pueden desinstalar, como te decíamos en el artículo o con herramientas de terceros. Una recomendable es Revo Uninstaller.

Mejora el Hardware

Microsoft ha hecho un gran trabajo de optimización para que Windows funcione con equipos más antiguos y una buena gestión del sistema produce una gran cantidad de beneficios en el arranque de Windows 10 y en su rendimiento general.

Sin embargo, llegará un momento que las limitaciones vengan del propio hardware. Aumentar la memoria RAM o reemplazar el disco duro por una SSD ofrecerá beneficios inmediatos en el rendimiento del sistema y en algunos equipos será inevitable, aunque te recomendamos gestionar los aspectos vistos en este artículo.

La entrada Cómo acelerar el arranque de Windows 10 aparece primero en L'informatik.