Radeon RX 480 (2)
Total4.59

  • Rendimiento
  • Valor añadido
  • Consumo y temperaturas
  • Vida útil
  • Relación calidad-precio

AMD ha tenido la cortesía de enviarnos una Radeon RX 480, concretamente el modelo de referencia, que viene como sabemos con el clásico disipador de turbina y que carece de la placa metálica en la parte trasera.

El diseño es bastante sobrio y conjunta un color gris muy oscuro con detalles en rojo, por lo que podemos decir que mantiene el estilo clásico al que la compañía nos tiene acostumbrados desde hace años.

Debo reconocer que tenía muchas ganas de probar la Radeon RX 480, especialmente por toda la expectación que la tarjeta había generado y por las diferentes posturas que había podido leer a lo largo y ancho de Internet, con opiniones que aparentaban estar contaminadas a favor o en contra, bien porque algunos no habían sido capaces de superar el falso “hype” creado por los rumores o quizá por propias convicciones personales.

Por todo ello he querido llevar este análisis un paso más allá de los simples números y aportar también mi experiencia real utilizando la Radeon RX 480. Tranquilos, sé que estos análisis requieren números, son necesarios como medida comparativa para entender de forma más tradicional el desempeño de una tarjeta, pero hay vida más allá de ellos, como veremos y entenderemos según vayamos avanzando.

Bien, no os entretengo más, sólo quiero daros las gracias antes de comenzar por confiar en nosotros y esperar que este artículo os sea de ayuda.

Radeon RX 480 (1)

Notas previas

Como adelanté al inicio hemos recibido el modelo de referencia que se comercializa en dos versiones, una con 4 GB de GDDR5 y otra con 8 GB de GDDR5. La que nos ha llegado es la segunda, la de 8 GB, un detalle importante que marca una diferencia real incluso jugando en 1080p, ya que como veremos más adelante hay juegos actuales que permiten activar mejoras gráficas si contamos con dicha cantidad.

Saltando a sus dimensiones la tarjeta es bastante grande y tiene una construcción de doble ranura o dual slot, por lo que no entrará en cajas pequeñas. Esto se debe al sistema de disipación, que excede el PCB real de la RX 480, siendo éste en realidad bastante pequeño. Por otro lado también debéis tener en cuenta que sólo trae una conexión HDMI y tres DisplayPort, nada de DVI-I, un detalle también fundamental si utilizáis monitores antiguos.

No podemos olvidar que utiliza un conector de alimentación de seis pines y tiene un TDP de 150W.

1 (3)

Polaris 10, abriendo el camino a una nueva generación

El núcleo básico de la Radeon RX 480 es Polaris 10, un chip gráfico que marca el salto al proceso de fabricación de 14nm, todo un desafío que implica ventajas importantes, centradas sobre todo en una mejora real del rendimiento por vatio frente a la generación anterior.

La solución que integra esta tarjeta es la variante completa, es decir, Polaris 10 en su máximo esplendor, por lo que representa el gran as bajo la manga de AMD para el mercado de soluciones gráficas de menos de 300 euros, lo que se conoce en el mundillo como “sweet gamer spot”, o el rango de presupuesto más confortable para el jugador medio.

¿Qué quiere decir esto? Pues muy sencillo, que la Radeon RX 480 apunta al mercado más concurrido que existe actualmente dentro del gaming en PC, y que por tanto es uno de los principales pilares del gigante de Sunnyvale para la nueva generación.

Ya os hemos ido contando sus especificaciones en noticias anteriores, pero para aclarar cualquier duda os dejamos una captura de pantalla de GPU-Z que refleja exactamente la Radeon RX 480 que hemos utilizado.

12

Buenos números tenemos ahí, pero Polaris 10 y la Radeon RX 480 son algo más que cifras.

Como anticipamos marca un salto importante en eficiencia aumentando el rendimiento por vatio, pero a su vez también tenemos una reducción de precio muy importante que se ha aplicado sin renunciar a la apuesta por DirectX 12, algo que como veremos se deja notar en las pruebas de juegos compatibles con dicha API, incluso a pesar de que la implementación de la misma todavía deja que desear.

¿Por qué comparar la RX 480 con una GTX 970?

Básicamente porque es su rival más cercana en rango de precios, aunque la solución de NVIDIA resulta más cara. Concretamente el modelo que hemos utilizado, una GIGABYTE GTX 970 Windforce 3X OC ronda todavía hoy los 310 euros de media, mientras que el modelo de Radeon RX 480 que hemos analizado tiene un precio recomendado de 260 euros.

Como no podía ser de otra forma os dejamos también las especificaciones completas de esa GTX 970:

  • 1.664 shaders.
  • 104 unidades de textura.
  • 56 unidades de rasterizado.
  • Bus de 224 bits + 3,5 GHz de GDDR5 a 7 GHz.
  • Bus de 32 bits + 0,5 GB de GDDR5 a 7 GHz.
  • Frecuencias de 1.114 MHz-1.253 MHz en la GPU,
  • Utiliza dos conectores de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8 pines.
  • Viene con overclock de fábrica y un sistema de disipación personalizado.

Debemos tener muy en cuenta el último punto, ya que estamos comparando una Radeon RX 480 de referencia frente a una GTX 970 personalizada que trae mejoras frente al modelo estándar de NVIDIA, algo que valoraremos debidamente en las conclusiones finales.

También hay que matizar que los drivers de la Radeon RX 480 tienen todavía camino por delante y margen de mejora.

1 (4)

Equipo de pruebas

Para asegurarnos de obtener resultados lo más reales y cercanos posible al usuario medio, que es al fin y al cabo a quien se dirige la RX 480, hemos utilizado una configuración buena pero sin excesos, formada por los siguientes componentes:

  • Placa base GIGABYTE Z97X Gaming 3.
  • Procesador Core i5 4690K con cuatro núcleos físicos a 4,1 GHz.
  • 16 GB de DDR3 a 2.133 MHz con latencias CL10.
  • SSD Samsung EVO 850 de 500 GB.
  • Fuente de alimentación Tacens Valeo modular 80 Plus Silver de 700W.
  • Caja NZXT con cinco ventiladores.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.

Dicho equipo nos permite aprovechar al máximo tanto la GTX 970 como la RX 480, ya que no hay desequilibrios ni cuellos de botella que merezcan ser tenidos en cuenta.

Ambas tarjetas gráficas han sido probadas con los últimos controladores disponibles de sus respectivos fabricantes que estaban disponibles en el momento de hacer el análisis.

Rendimiento en juegos

Saltamos al centro del artículo tras terminar todas las fases previas. Iremos exponiendo los juegos uno a uno junto a su configuración gráfica y más adelante haremos un resumen de nuestra experiencia con ellos.

Tened en cuenta que las tasas son fotogramas medios de zonas concretas del juego, y que por desgracia en algunos casos estos varían considerablemente según nos movamos en uno u otro nivel, e incluso según el momento del día en aquellos que tienen ciclos de día y noche, siendo Fallout 4 el mejor ejemplo de lo dicho.

ashes

Empezamos con Ashes of The Singularity, configurado en 1080p y calidad extrema bajo DirectX 12. Como vemos la RX 480 es superior a la GTX 970 por 6 FPS.

Puede que no parezca mucho, pero cuando nos movemos entre los 30 y los 40 FPS con ajustes máximos marcan una diferencia de fluidez apreciable.

Crysis 3

Saltamos a todo un clásico, Crysis 3. Lo hemos configurado en 1080p con ajustes en calidad muy alta y FXAA. La GTX 970 es ligeramente superior.

Con todo, la experiencia de juego es perfecta y muy estable con ambas soluciones.

doom 2016

Ambas ofrecen una experiencia soberbia, como vemos. Hemos configurado el juego en 1080p y calidad ultra (texturas en ultra).

En este título es importante hacer una puntualización, y es que gracias a los 8 GB de GDDR5 de la Radeon RX 480 podemos colocar las texturas en modo pesadilla, cosa que con la GTX 970 no es posible.

He probado con ese ajuste de forma independiente y el rendimiento no se ve afectado en lo más mínimo.

Falout 4

Fallout 4 me encanta, pero para hacer análisis y sacar medias es problemático, ya que hay zonas como Boston donde las caídas de FPS son enormes debido a una falta de optimización.

Con los ajustes en 1080p y calidad ultra (HBAO+ incluido) vemos que la RX 480 rinde un poco mejor que la GTX 970. Ambas sufren caídas puntuales en zonas como la ya citada Boston, llegando a unos 38-40 FPS.

gta v

Sin duda la mejor entrega de la franquicia y un imprescindible en este tipo de pruebas. Ha sido configurado en con todo en calidad muy alta y MSAA 2x. De nuevo la GTX 970 gana ligeramente.

La experiencia con ambas es buena y estable.

hitman

En Hitman hemos configurado el juego a 1080p con calidad ultra. Como vemos el uso de DirectX 12 favorece claramente a la RX 480, que se impone con una gran diferencia a la GTX 970.

Debo puntualizar que la solución de AMD también consigue picos mínimos mucho menos abultados, lo que supone una experiencia de juego más estable.

Mirrors Edge

Mirrors Edge Catalyst no es un juego especialmente popular en este tipo de pruebas, pero he decidido incluirlo porque como sabemos aprovecha soluciones gráficas de 8 GB para activar el modo “hyper”.

En 1080p y calidad ultra vemos que la GTX 970 gana ligeramente, pero con la Radeon RX 480 podemos elevar la calidad al ya citado modo “hyper”, cosa que no es posible con la solución de NVIDIA ya que tiene 4 GB.

Debo decir que en este caso sí noté un impacto en el rendimiento del juego, aunque el mismo se mantenía casi siempre por encima de los 60 FPS y no tenía caídas por debajo de los 50 FPS.

The Division

Uno de los juegos más populares de Ubisoft y también de los más controvertidos. Probado en 1080p con calidad ultra y SMAA 1x.

Como vemos la Radeon RX 480 supera a la GTX 970 por un margen de 8 FPS, suficiente para ofrecer una experiencia más fluida.

The Evil Within

No es un juego especialmente popular en análisis de rendimiento, pero es bastante exigente. Configurado en 1080p, sin bandas negras y con calidad últra y SMAA activado.

La GTX 970 es ligeramente superior pero podríamos hablar casi de un empate técnico, ya que el rendimiento varía mucho en función de los distintos niveles.

En general ninguna bajó de los 58 FPS, que fue el pico mínimo que registré en el acto tres.

The Witcher 3

Otro de los que no puede faltar a la cita. Lo hemos probado en 1080p, con calidad máxima salvo HairWorks de NVIDIA, que estuvo desactivado.

Ambas rinden muy parecido y la diferencia aunque se inclina a favor de la GTX 970 es mínima.

tomb raider

Es un claro ejemplo de cómo no se debe hacer un juego con soporte de DirectX 12, ya que rinde peor que con DirectX 11. Con todo hemos querido probarlo y hemos utilizado una configuración de 1080p de resolución con calidad muy alta, Pure Hair y SMAA activado.

La GTX 970 gana por poco aunque ambas tarjetas tienen mínimos parecidos, siempre por encima de los 40 FPS, por lo que la experiencia es buena.

Warhammer

Ha sido una de las grandes revelaciones en pruebas para medir el rendimiento bajo DirectX 12. Lo hemos configurado en 1080p con ajustes de calidad al máximo y MLAA.

Como vemos la RX 480 supera a la GTX 970, marcando una distancia de 12 FPS.

Opinión personal sobre las pruebas de juegos

La Radeon RX 480 viene con unos drivers que no tienen la misma madurez que los de la GTX 970 y a su vez hemos utilizado una versión sin overclock, dos elementos que como dijimos tendríamos muy en cuenta en la parte de opiniones y conclusiones.

A pesar de esas desventajas el rendimiento que ha mostrado la nueva solución gráfica de AMD ha sido realmente bueno, brillando especialmente en las pruebas bajo DirectX 12 y dejando clara su superioridad bajo dicha API, pero también ha puesto de relieve que con un poco de overclock superará sin problemas el rendimiento de una GTX 970 personalizada.

Si a esto unimos el valor que aportan sus 8 GB de memoria GDDR5, ya que permiten como dijimos configurar títulos como DOOM y Mirrors Edge Catalyst en un nivel de calidad inalcanzable para las GTX 970 y también para las GTX 980, nos daremos cuenta del valor real que ofrece la RX 480 frente ambas.

Con todo esto en mente puedo concluir que la Radeon RX 480 es claramente superior a la GTX 970, y por algo más que simples números. Ya lo anticipamos, unos pocos fotogramas más está muy bien, pero hay que saber valorar todos los aspectos clave de un producto para emitir un veredicto justo.

Consumo y temperaturas

Estamos ya en la etapa final del análisis. Como podemos ver en la gráfica la Radeon RX 480 registró un consumo máximo de 165W cuando su TDP es de 150W, un detalle que ya comentamos en su momento y se debe a que en ocasiones puntuales extrae un pequeño extra de alimentación del slot PCI-E.

AMD ya ha confirmado que solucionará esto en los próximos drivers, cuyo lanzamiento se espera para el próximo viernes.

Por su parte la GTX 970 tuvo un máximo de 193 vatios, superior al de la RX 480 pero comprensible, ya que utiliza como anticipamos un conector de alimentación adicional de 8 pines y otro de 6 pines.

consumo

Saltando a ver las temperaturas vemos que el disipador de referencia se deja notar, ya que la Radeon RX 480 registró máximos de 85 grados frente a los 67 grados de la GTX 970.

Siendo justos hay que decir que la diferencia se debe al sistema Windforce 3X de la segunda, que suma tres ventiladores de gran tamaño mientras que la RX 480 sólo tiene uno.

Con esto queremos decir que obviamente los modelos de Radeon RX 480 con diseño personalizado serán mucho más frescos y dejarán un mayor margen para hacer overclock.

Temperaturas (2)

Notas finales, ¿qué valor ofrece realmente la RX 480?

Los rumores y las malas filtraciones generaron un hype que hizo algo de daño a la Radeon RX 480, y que incluso llegó a contaminar muchas opiniones. Muchos esperaban un rendimiento al nivel de una GTX 980 TI por poco más de 200 euros, y cuando han visto que ésto no se ha cumplido se han sentido defraudados.

Estamos de acuerdo, no se han cumplido los rumores, pero eso no reduce el valor auténtico que ofrece esta nueva solución gráfica. La RX 480 de 8 GB ofrece por 260 euros un rendimiento a medio camino entre la GTX 970 (bajo DirectX 11) y la GTX 980 (bajo DirectX 12), pero además nos permite configurar ajustes gráficos que sólo están reservados a modelos mucho más caros, como la GTX 980 TI o las GTX 1070 y GTX 1080.

Ya hemos hablado de dichos ajustes, el modo “hyper” de Mirros Edge Catalyst y las texturas “pesadilla” de DOOM, y como dijimos manteniendo un rendimiento óptimo.

Todos esos detalles nos pintan un cuadro claro, en el que vemos que la RX 480 es hoy por hoy la mejor solución gráfica de su gama, y que ninguna opción actual te dará más por cada euro invertido.

Radeon RX 480

Nos ha gustado:

  • Excelente rendimiento en 1080p y calidades máximas.
  • Buen rendimiento en DirectX 12.
  • El valor de los 8 GB de GDDR5.
  • Potencial en futuros drivers y en modelos personalizados con overclock.

No nos ha gustado:

  • Las temperaturas máximas son elevadas debido al flojo disipador de referencia.
  • El exceso de consumo sobre el slot PCI-E.
  • Poco margen para overclock por temperaturas y consumo en el modelo de referencia.

producto-recomendado-muy_computer-359x450-1

La entrada Análisis: Radeon RX 480 frente a GTX 970 aparece primero en L'informatik.