Adblock

Los bloqueadores de contenidos están de moda, eso es imposible negarlo, y lo cierto es que no faltan motivos para que soluciones como Adblock Plus se hayan vuelto extremadamente populares, ya que por desgracia actualmente muchos sitios web utilizan sistemas de publicidad molesta e intrusiva.

Estos sistemas buscan hacer negocio bloqueando publicidad y perjudicando con ello a muchos que intentan salir adelante con publicidad normal, razonable, nada invasiva y totalmente limpia, pero eso no es lo peor, sino que encima se han puesto en evidencia mostrando una doble moral que deja claro que para ellos el dinero manda.

Adblock Plus ofrece lo que se conoce como listas blancas, una especie de filtro en el que se permite el paso de ciertos anuncios que no son bloqueados, un privilegio por el que muchas empresas pagan un extra a Eyeo, la empresa matriz del conocido bloqueador.

Gracias a ello tienen la seguridad de que sus anuncios serán visualizados incluso por los usuarios que utilizan un bloqueador de publicidad y Eyeo acaba siendo el gran beneficiado, ya que gana dinero bloqueando la publicidad y al mismo tiempo permitiendo la de otros si hacen el pago conveniente.

Una práctica totalmente deleznable, sin duda, que llega hasta tal extremo que ha llegado a ser calificada por algunos como de extorsión y que le está costando a Eyeo varias demandas y más de un enemigo.

Desde luego es comprensible, el juego sucio es evidente y recomiendo a viva voz dejar de usar Adblock en todas sus versiones, aunque sólo sea por cuestiones de justicia natural.

Sobre este tema creo que el artículo que ha publicado Engadget es muy acertado, así que os animo a darle un repaso a través del enlace del final y a que nos dejéis vuestra opinión en los comentarios.

Más información: Engadget.

La entrada Adblock Plus y la doble moral de las listas blancas aparece primero en L'informatik.